miércoles, 1 de noviembre de 2006

ESCOLIOSIS

La escoliosis es una condición que causa una curvatura de lado a lado en la columna vertebral. La curvatura puede tener forma de “S” o “C”.
En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa esta curvatura.

Escoliosis congénitas
Más aún es importante buscar y detectar defectos o deformidades espinales en bebés que presentan otras anomalías, como, por ejemplo, atresia de esófago, malformaciones cardíacas o renales, en las que debemos descartar defectos congénitos en la columna como hemivértebras, fusiones costales.

Escoliosis como síntoma de otras enfermedades
También es necesario dar importancia a la presencia de manchas café con leche, nevus azules, angiomas en piel, tortícolis y limitación en la movilidad de cuello, alteraciones de la fascies, hiperlaxitud articular, pterigion o pliegues cutáneos, alteraciones de la talla, fracturas múltiples (osteogénesis imperfecta), síndrome de Prader Willi, hipotiroidismo, diabetes, etc.; es decir, cualquier enfermedad sistémica que pueda tener manifestación a nivel de la columna nos obliga a realizar un estudio más profundo de ella.

Escoliosis idiopáticas
Son aquellas en las que no se determina la causa de su origen, pero en las que sí influyen los factores heredofamiliares en el recién nacido, frecuentemente las detecta el ojo materno en relación con una pequeña giba, aunque sea discreta. En los niños menores de 3 años, se trata de escoliosis infantiles en las cuales el pronóstico es mucho más grave. Las escoliosis infantiles son más frecuentes en varones y no evolucionan siempre en forma maligna, pero siempre son evolutivas y la constatación de una escoliosis estructural en los niños pequeños impone un tratamiento ortopédico.
Si la deformidad es poco importante y la giba moderada, puede proponerse un corsé inicialmente. El corsé de Milwaukee es el mejor adaptado a las escoliosis de la primera infancia; durante el período de adaptación al corsé es necesario un control estricto. En los casos favorables, la utilización del corsé permitirá ir aligerando la cantidad de horas de uso e incluso llegar a la utilización únicamente nocturna.
En las escoliosis infantiles "malignas" con fuerte potencial evolutivo, el tratamiento ortopédico con corsé resultará insuficiente y será necesario aconsejar una artrodesis precoz circunferencial.
Los pacientes cuya deformidad se detecta entre los 3 y los 10 años, presentan escoliosis juvenil. Algunas veces estas escoliosis son moderadas en el momento del primer examen y también necesitan un seguimiento estricto, ya que generalmente son evolutivas y requerirán un tratamiento ortopédico. Si fuera necesario el uso de un corsé deberá tenerse presente que el aparato respiratorio completa su desarrollo entre los 8 y los 10 años; en este caso es importante evitar equipamientos que generen fenómenos compresivos a nivel de tórax y, por ende, alteren su desarrollo.
Las deformidades detectadas después de los 10 años o próximas al brote puberal, son las escoliosis del adolescente, más frecuentes en mujeres y en la mayoría de los casos, evolutivas; siempre necesitan tratamiento físico y ortopédico.
Luego del pico de la pubertad, el riesgo evolutivo persiste hasta la madurez ósea. En casos de angulación superior a los 40° puede plantearse la necesidad de un tratamiento quirúrgico.

Cuadro Clínico
• Desnivel de hombros.
• Desnivel de escápulas.
• Desnivel de pelvis.
• Asimetría del triángulo de la talla.
• Descentrado del tronco (signo de Pitres o de la plomada)
• Giba (signo de Adams)
• En algunos casos, diferencia en la longitud de los miembros.

Es importante el control de salud de los niños, es decir, no sólo de los bebés o niños pequeños sino también el control semestral o, como mínimo anual, en los mayores de 3 años.Aunque los padres vean a sus hijos sanos o libres de enfermedad, es importante el control de salud, para detectar precozmente problemas de la columna.

Tomado de: Arch. Argent. Pediatr. vol.103 no.4 July/Aug. 2005

No hay comentarios.: