viernes, 19 de enero de 2007

Muerte en las Piscinas

Ayer fue el último caso conocido y lamentable del ahogamiento absurdo de niños en piscinas. En un año aproximadamente 250 niños mueren por esta causa. Los motivos principales tienen que ver con el descuido de los cuidadores y la falta de medidas de seguridad adecuadas donde existen piscinas.



El niño que falleció ayer en Cartagena tenía 7 años y fue succionado por el sistema de bombas de la piscina, por un orificio de aproximadamente 40 cm de diámetro, sin una rejilla adecuada de seguridad y sin personal presto a ayudar por parte del hotel Hilton, del que se supone es catalogado 5 estrellas, pero para poder tener esta valoración, uno de los parámetros mínimos exigidos es contar con medidas de seguridad adecuadas. Ni la demanda más cuantiosa vale la vida de este u otro niño fallecido en condiciones tan absurdas y es lamentable que se tengan que hacer normas y leyes que obliguen a tener medidas de seguridad en las piscinas cuando esto se debería hacer sin la presión de una sanción jurídica y sin escatimar en gastos. Un mensaje de condolencia para la familia Espitia Alvarez por la muerte de Nicolás.


Reglas de seguridad en piscinas:

  • Nunca deje solos a sus niños en el agua o cerca del agua.

  • Siempre use productos aprobados para mantener a sus niños a flote.

  • Quite los juguetes de adentro de la piscina y de sus alrededores cuando no la estén usando. Los juguetes pueden atraer a los niños hacia la piscina.

  • Tenga siempre un equipo de primeros auxilios, un teléfono y el número telefónico de emergencias a mano.


Cercos de Seguridad:

  • Asegúrese que todas las piscinas del vecindario tengan vallas instaladas. Debe tratarse de sistemas que los niños no puedan escalar. En caso de rejas, los barrotes deben tener una altura mínima y libre de 1,20 mt. y una separación no mayor a 10 cms. entre sí.

  • Las puertas de vaivén deben tener sistema de cierre automático. La traba debe estar fuera del alcance de los niños.

  • Mantenga los muebles de jardín alejados de la valla para evitar que los niños los usen para trepar.


Parte de esta información se sacó del periódico El Tiempo

No hay comentarios.: