jueves, 18 de agosto de 2016

Violencia Virtual

Nuestros niños están expuestos constantemente a imágenes violentas, en la televisión, los periódicos, los dibujos animados, Internet, los juegos de video, la música, los juegos de mesa y no le estamos poniendo la suficiente atención a este grave problema.
¿Quieren datos para preocuparse? Pues hay un estudio hecho antes de la revolución y la diseminación de Internet que asusta de verdad. en 1998 un niño promedio en Estados Unidos antes de ingresar al octavo grado, había presenciado 8000 (si, ocho mil) asesinatos y más de 100000 (cien mil) actos de violencia, entre los que se incluían violaciones. No me quiero imaginar un estudio similar hecho 18 años después en esta era en que los niños tienen acceso a Internet y a los celulares casi de manera ilimitada e irrestricta.
Hay muchos estudios actuales (más de 400) que comprueban la asociación entre la violencia de los medios y el comportamiento agresivo (Intervalo de Confianza (CI): 0.19-0.20), pensamientos agresivos (CI: 0.17-0.19), sentimientos de ira o rabia (CI: 0.24-0.30) y excitación psicológica (CI: 0.20-0.31). En otros estudios demuestran que exponerse a video juegos agresivos tienen consecuencias negativas en el comportamiento, comparables a las que se expone un fumador pasivo con respecto al cáncer de pulmón.
Estos son algunos ejemplos de tipos de violencia virtual a las que están expuestos los niños:
En los juegos de video se matan personas y se dan premios por esto, en la música, algunas canciones de reggaeton, denigran la mujer y se promueve el consumo de drogas, en los realities de la televisión se muestran escenas violentas y de alto contenido sexual en horarios no adecuados y sin aviso a la teleaudicencia.
No se trata de ponernos mojigatos, sino de proteger a los niños de la exposición a la violencia virtual


¿Qué podemos hacer?

Se recomiendan varias estrategias entre las que se incluyen:


  • Someter a los niños a "Dietas de medios", es decir, racionando el tiempo de exposición a las pantallas y no sólo enfocarse en el tiempo de exposición sino también en la calidad de lo que se ve.
  • Reconocer que se puede tener este problema en casa. Hay una tendencia a pensar que este es un problema de otros y que no es mi hijo el del problema. Créanme eso pasa en todas partes y a todo momento.
  • Los padres deben saber en todo momento que es lo que ven sus hijos y a que están expuestos.
  • Ningún niño menor de 6 años debe estar expuesto a violencia virtual (los niños de esta edad no distinguen bien realidad de lo virtual y un dibujo animado les parece real) y ningún menor de edad debería jugar juegos de video de primera persona en que se mata a otros. 
  • Debe haber políticas de estado locales y nacionales para evitar la exposición de los niños a esta forma de violencia, mediante las clasificaciones de las películas, juegos y la música. Manejadas por el gobierno y entidades con interés en los niños, no por los medios de comunicación y empresas que tienen confilcto de interés con este tema.
  • Promover que los contenidos de los medios sean positivos, enfocados en valores, el amor, la tolerancia, el respeto, el aprendizaje.
  • Con respecto a los proveedores de contenido virtual: Convencer a los medios que emitan programas en que el tema central no sea la violencia, ni el uso de armas, ni trivializar el contenido ni la agresión sexual, verbal o física o por causas raciales, de género, orientación sexual, políticas o religiosas. Y si hay programas donde se usa la violencia que se muestre el sufrimiento y las consecuencias sufridas por la victima y su perpetrador. Que en los juegos de video para niños no se maten a otros seres humanos y que menos se den premios o puntos por esto. Las noticias y los medios de prensa deben proveer información sobre la conexión real que existe entre la exposición a la violencia virtual y la violencia real.
Este entrada al blog fue en gran parte basada en el artículo de la revista Pediatrics del mes de agosto de 2016 del Dr. Christakis. Para ver el artículo pueden hacer clic AQUÍ

No hay comentarios.: