lunes, 22 de agosto de 2016

¿Qué es el BRUE? ¿Una nueva enfermedad?

Los eventos que ponen en riesgo la vida en menores de 1 año, se conocían antes por sus siglas en inglés: ALTE (Apparent Life-Threatening Event), ahora la Academia Americana de Pediatría cambia este término al de BRUE (Brief Resolved Unexplained Events), algo así como: Eventos inexplicados resueltos de corta duración.
El cambio del término ALTE al de BRUE se hizo entre otras cosas, porque los eventos no siempre ponían en riesgo la vida del paciente.
El término BRUE se define como un acontecimiento que ocurre en un bebé menor de 1 año cuando el observador informa un episodio repentino, breve (menor de 1 minuto) y que tiene resolución espontánea con uno o más de los siguientes criterios: 

  1. Cianosis o palidez
  2. Alteración en la respiración como disminución o ausencia de esta (apnea) o respiración irregular
  3. Cambio en el tono muscular (hipo o hipertonía)
  4. Nivel de respuesta alterado

El BRUE se diagnostica sólo cuando no hay ninguna explicación para un evento  que cumpla estos criterios después de realizar una adecuada historia y examen físico. Es decir, si la causa claramente fue un evento gripal o por un vómito por reflujo, no se debe diagnosticar como BRUE.
El BRUE no es equiparable a una apnea, ya que la apnea es un cese de la respiración y el diagnóstico de BRUE incluye también irregularidades en esta.
Los pacientes deben ser evaluados por un profesional de la salud para determinar si hubo un BRUE, porque los padres pueden consultar por ejemplo, porque el bebé se le puso roja la cara y ese es un episodio normal en los bebés. También es el personal de salud y no los cuidadores los que determinan si fue un episodio que puso en riesgo la vida del paciente.

A su vez los pacientes se clasifican con BRUE de Bajo y Alto riesgo.

Los pacientes de alto riesgo son:

  1. Menores de 2 meses
  2. Prematuros < 32 semanas y < de 45 semanas de edad gestacional corregida
  3. Evento que dura más de 1 minuto
  4. Ya ha tenido episodios previos de BRUE
  5. Necesidad de maniobras de reanimación en el evento
  6. Hallazgos positivos en la historia clínica y/o en el examen físico detallado 
  7. Historia familiar de muerte súbita
Estos pacientes tienen una alta posibilidad de tener una causa subyacente importante que origina el episodio de BRUE, o tener secuelas o recurrencia de los episodios. Posiblemente requieran estudios para descartar problemas de salud.

Todos los que no cumplan criterios de alto riesgo se clasifican como bajo riesgo. 
Los pacientes que se son de bajo riesgo se manejan educando a los padres acerca del BRUE y ofrecer información sobre reanimación cardiopulmonar en casa, estos pacientes pudieran someterse a monitorización de oximetría y control de signos vitales entre 1 y 4 horas, un electrocardiograma (recomendación débil) y estudios para tosferina (recomendación débil) según la decisión del personal de salud individualizada en cada caso. 
Por definición, los pacientes con BRUE de bajo riesgo no necesitan hospitalizarse, ni hacer exámenes de sangre, ni de orina, ni radiografías u otras imágenes. Tampoco requieren medicamentos ni monitorización en casa. Es importante informar a la familia de estas decisiones y su sustento.

El maltrato infantil siempre debe tenerse en cuenta ante el diagnóstico de BRUE de alto o bajo riesgo.

Para profundizar más sobre el tema pueden descargar AQUÍ el artículo de la revista Pediatrics acerca del BRUE.

1 comentario:

Marcela Borghini dijo...

Considero que no es necesario generar un nuevo término. Deberíamos intentar entender la fisiopatología de los eventos. Llevó muchos años a los Pediatras entender ALTE menor o mayor. Es evidente que casi el 90 % de los niños tienen BRUE, benignos.
No estoy segura que ayudará este nuevo término. Todos los que no clasifiquen serán ALTE.
M.Borghini
H. ELIZALDE. BSAS