Publicado Por : Pipediatra martes, 25 de abril de 2017

Suministrar medicamentos a los niños es un asunto serio. 
Los niños son más complicados que los adultos cuando se trata de un tratamiento médico, y no sólo porque son más pequeños. Los cuerpos de los niños reaccionan de manera diferente a los medicamentos utilizados para tratarlos. Muchos medicamentos causan reacciones en los cuerpos en desarrollo de los niños, que no afectan a los adultos en la misma forma y algunas de estas reacciones pueden ser peligrosas. 
Además, ser cuidadoso de no dar a los niños demasiado o muy poca medicamento y ajustar la dosis según el peso del niño, es particularmente importante para la salud de los niños y su seguridad. Todo esto significa que es muy importante seguir exactamente las instrucciones del médico y de la etiqueta del medicamento para los niños cuando les damos medicamentos.

El primer paso para el uso de medicamentos de manera segura en los niños es darlos sólo cuando es realmente necesario. Su pediatra o médico tratante es su mejor guía para ello. A menudo, proporcionar tratamiento casero mientras deja que una enfermedad leve "siga su curso" es la mejor opción para un niño, junto con el reposo, la administración de líquidos, y tomar medidas para hacerlos sentirse más cómodos.
Consejos importantes para administrar medicamentos a los niños
Los medicamentos tienen un perfil de seguridad adecuado y resultan efectivos cuando se toman como se indica en la etiqueta del producto. Si su médico le prescribe un medicamento o recomienda medicamentos de venta sin fórmula médica, hay algunas cosas importantes para recordar.
Mantenga todos los medicamentos fuera de la vista y el alcance de niños.
Pueden ingerirlos y causarse daño. Guárdalos bien tapados, en lugar seguro, preferiblemente bajo llave.
  • Dosificación. La dosis correcta para los medicamentos de prescripción y de venta libre, depende del peso corporal del niño, por lo tanto, asegúrate de que tanto su médico como tú sepan cuánto pesa el niño.
  • Direcciones. Asegúrate de saber y comprender las instrucciones sobre la cantidad de medicamento que debes darle a tu hijo, con qué frecuencia debe darse, la vía de administración, y por cuánto tiempo se le debe continuar dando.  Si tu hijo está tomando más de un medicamento, revisa las etiquetas de todos ellos para asegurarte que el niño no está recibiendo el mismo ingrediente activo de más de un producto. Si hay varias personas que intervienen en el cuidado del niño, asegúrate que todos sepan las instrucciones de administración del medicamento (vía, frecuencia, dosis ) junto con los detalles de la última toma de este.
  • Reacciones/efectos secundarios. Sepa de los posibles efectos secundarios de la medicina antes de empezar a dársela a su niño. Por lo general se encuentran sobre el empaque o en un folleto dentro del empaque. Luego, preste atención a cualquier reacción inusual.
  • Interacciones. Asegúrese de que su médico sepa qué otros medicamentos está tomando el niño, y si hay algún tipo de alergia en la familia.
  • Termine el tratamiento si así se lo indicaron. Las dosis de antibióticos, por ejemplo, tienen que completarse adecuadamente, incluso si tu hijo se ve mejor antes de que termine el tiempo de la prescripción.  Esto se debe a que las bacterias restantes pueden comenzar a multiplicarse de nuevo, y la enfermedad puede volver, si el ciclo completo de antibióticos no se ha finalizado.  Si su médico dice que debe tomarlo todo dáselo  todo.
  • Sólo su propio medicamento. Nunca le des a tu hijo medicamentos de otra persona. Incluso con la misma enfermedad, las personas necesitan y responden diferente a los medicamentos. Sólo su médico sabe lo que es mejor.
  • Mide correctamente. Si la dosis recomendada en un empaque se encuentra en una unidad diferente (cucharadas, cucharaditas, mililitros, onzas) de la cuchara o jeringa que tienes, no conviertas. No utilices ninguna otra herramienta diferente al dispositivo de medición que viene con el medicamento o uno que sea recomendado por un médico. Además, no utilices el dispositivo de medición de un medicamento para medir un medicamento distinto.
  • No utilices medicamentos caducados. Antes de dar a un niño cualquier medicamento, revisa la fecha de vencimiento y no lo administre si ha vencido. Todos los medicamentos vencidos deben ser desechados de manera responsable.

Esta información la tomé de: https://www.dolex.com.co/sintomas/ninos/dolor-de-cabeza/consejos-para-dar-medicamentos-a-ninos.html

- Copyright © PI PEDIATRA -