martes, 28 de agosto de 2012

Circuncisión

La Academia Americana de Pediatría (AAP) acaba de publicar su Task Force o su posición oficial frente a la circuncisión.
Principalmente en África se han hecho muchos estudios acerca de la protección que confiere este procedimiento, especialmente frente a la infección por el VIH, debido a la alta incidencia de esta infección en este continente.
En los Estados Unidos este procedimiento es relativamente común y por eso la AAP ha puesto sus ojos en la circuncisión.
Revisando su previa publicación de 1999 y las nuevas evidencias frente al tema se decidió, basada en los riegos versus los beneficios, que la circuncisión debería hacerse en todos los recién nacidos masculinos sanos, siempre y cuando, sus padres autoricen el procedimiento y estén informados acerca de los motivos de la cirugía, sus riesgos y complicaciones y sus cuidados post operatorios. Obviamente este procedimiento debe ser realizado por personal idóneo y entrenado. 
La circuncisión es un procedimiento relativamente sencillo en que se usan varios dispositivos para realizarlo: El clamp de Gomco, el clamp de Mogen y el dispositivo Plastibell son los más usados. Normalmente se hace por aspectos religiosos o por fimosis severas que ocasionan complicaciones para la micción e infecciosas.
Según el Centers for Disease Control and Prevention (CDC), sólo por su efecto en la disminución de la transmisión del VIH, que rodea el 15% en el transcurso de la vida de los hombres sometidos a la circuncisión, este es un procedimiento costo-efectivo, además, reduce el riesgo de otras infecciones de transmisión sexual como el virus del papiloma humano (PVH), úlceras genitales tanto en el hombre como en su compañera sexual estable femenina, añadiendo, que en ellas, también se reduce la incidencia de vaginosis bacteriana.
Con respecto a las infecciones urinarias (ITU) en hombres, la circuncisión demuestra también su beneficio en reducir su incidencia, aunque el número necesario para tratar (NNT) seria de 100 circuncisiones para evitar una ITU, el beneficio sería mayor en pacientes con predisposición pata ITU's como aquellos que padecen reflujo vesicoureteral.
El cáncer de pene reduce también su incidencia con la circuncisión y al prevenir el PVH indirectamente disminuye la presentación de cáncer de cuello uterino asociado a este virus en las compañeras sexuales de hombres circuncidados.
Se espera que esta medida poco a poco se vaya extendiendo, se entrene adecuadamente al personal de salud  y se suministren los recursos económicos en los países para realizarla.
Si quieren ver el artículo completo, pueden hacer click AQUÍ y descargarlo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y que opinan los cirujanos?

Anónimo dijo...

¿Debemos recomendar la circuncisión neonatal a todos los recién nacidos?
http://www.pediatriabasadaenpruebas.com/2012/08/debemos-recomendar-la-circuncision.html