lunes, 10 de noviembre de 2008

El cuidado de los abuelos reduce a la mitad el riesgo de lesiones en los niños

Los hallazgos desafían la creencia generalizada de que los cuidadores mayores aumentan la probabilidad de lesiones.
Cuando los padres trabajadores escogieron a los abuelos para cuidar de los niños de corta edad el riesgo de lesión infantil se redujo casi a la mitad, señala un estudio de EE. UU. que desafía la creencia generalizada de que los niños son más propensos a sufrir una lesión si están al cuidado de sus abuelos.
En comparación con el cuidado de la guardería, el de la madre u otros familiares, el cuidado de la abuela estaba asociado con un menor riesgo de lesiones, dijeron investigadores de la Facultad de salud pública Bloomberg de la Johns Hopkins.
"El crecimiento reciente en el número de abuelos que cuidan de sus nietos ha hecho que algunos observadores se preocupen de que no se sigan las prácticas de seguridad modernas. Por el contrario, esta investigación nos dice no sólo que no existe evidencia que avale esta teoría, sino que las familias que eligen a los abuelos para que cuiden de sus niños experimentan menos lesiones infantiles", señaló en un comunicado de prensa el autor del estudio, el Dr. David Bishai, profesor en el departamento de población, salud familiar y reproductiva de la Bloomberg.
"En vista de que las lesiones son la causa número uno de muerte infantil en Estados Unidos, es crucial que sigamos determinando el riesgo y los factores de protección", agregó la coautora del estudio Andrea C. Gielen, directora del Centro para la investigación y política de lesiones en el departamento de gestión y política de salud de la Bloomberg.
"Se necesitan estudios adicionales sobre cómo las familias eligen a sus parientes para cuidar de los niños y el estilo de cuidado real de los abuelos, porque el efecto protector de los abuelos podría depender de escoger a la abuela o al abuelo correcto", subrayó Gielen.
Para este estudio, los investigadores analizaron los datos de la Evaluación nacional del Programa de medidas saludables para la primera infancia, que incluye más de 5,500 recién nacidos registrados en 15 ciudades de EE. UU., con un seguimiento de 30 a 33 meses.
Además del cuidado, los investigadores estudiaron la relación entre la estructura familiar y el riesgo de lesiones. La probabilidad de lesiones era mayor entre los niños de padres que nunca se casaron en comparación con los niños de madres que permanecieron casadas durante la vida del niño. Los niños de hogares en los que padre no vivía en casa también eran más propensos a sufrir lesiones. Tales asociaciones fueron independientes del ingreso familiar.
El estudio aparece en la edición de noviembre de la revista Pediatrics
(FUENTE: Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Health, news release, Nov. 3, 2008. www.intramed.net)

No hay comentarios.: