lunes, 6 de mayo de 2013

Niños muriendo de hambre

Aún estoy en estado de choque luego de la noticia publicada la semana pasada que relata que en Somalia en un solo año murieron más de 130 mil niños de física hambre. Esto es una catástrofe humanitaria y no entiendo por qué la atención del mundo no se centra en condenar y solucionar esta situación tan lamentable. Veo como los Slim, los jeques árabes o personajes de la farándula gastan millones en lujos extravagantes, algunos gobiernos siguen financiando guerras y vendiendo armas mientras pasan este tipo de tragedias. además, no hay que ir muy lejos, en nuestros países Latinoamericanos  se siguen muriendo niños de hambre,  sobre todo en poblaciones vulnerables como los indígenas, desplazados por la violencia o víctimas de una pobreza absoluta.
Podemos hacer cosas para solucionar esto, como generar conciencia, cambiar nuestra actitud frente a la sociedad menos favorecida, plantear por ejemplo, como en algunos países de Europa, cambiar la fecha de vencimiento de los alimentos, porque se ha visto que muchos no vencen efectivamente en la fecha rotulada y pueden durar muchísimo más, lo que generaría menor desperdicio de comida; también se puede intentar lo usual, como hacer donaciones a fundaciones reconocidas que trabajen en este asunto como la cruz roja, la FAO o la UNICEF. Enseñar a nuestros hijos a valorar el tener alimentos en su mesa y acrecentar su solidaridad. exigir a nuestros gobiernos más aportes sociales y menos corrupción para que exista una verdadera justicia social.
El mensaje es claro: Hagamos algo y dejemos la indiferencia.

2 comentarios:

zabela,Chilpancingo Gro. Mexico dijo...

felicidades por esta publicación, esto habla de que eres buen se humano , por que un profesional de la salud que es muy distinto frente a la sociedad vulnerable y se olvida a veces de él mismo expresado en su manera de pensar,ESO ES SER BUEN MEDICO.

Sandra Milena Fernández Ortíz dijo...

Hola,
gracias doc por sus comentarios, es un alivio que existan personas como Usted, más humanas y menos materialistas. Hoy será un gran día porque me entusiasma seguir trabajando por los niños y saber que hay personas que no son ciegas ni mudas.

unidos en la defensa de la vida!
Buen día

Sandra Fernández