jueves, 23 de abril de 2009

Janusz Korczak: La Historia de un Pediatra valiente


La historia de este pediatra me conmovió cuando leía acerca del exterminio judio por parte de los nazis en la segunda guerra mundial. Les dejo una pequeña bibliografía de este valiente hombre.

Janusz Korczak, llamado en realidad Henryk Goldszmit (* 22 de julio de 1878 o 1879 en Varsovia - 5 de agosto de 1942 en el campo de exterminio de Treblinka) fue un médico polaco, reconocido pedagogo y escritor de literatura infantil.

A los treinta años de su muerte se le concedió, como memoria póstuma, el Premio de la Paz de los libreros alemanes. En su honor se entrega también el premio Janusz Korczak de literatura, que han obtenido, entre otros, Mirjam PresslerMichael EndeAstrid Lindgren o Carme Solé.

Korczak nació en Varsovia en el seno de una familia judía. Su padre Józef Goldszmit probablemente murió en 1896, en sus brazos, dejando a la familia sin fuentes de sustento. Los años siguientes la familia fue obligada a abandonar su espacioso departamento, por lo que durante su adolescencia, Korczak mantuvo económicamente a su madre, hermana y abuela.

En 1898 Korczak participó en un concurso literario bajo el seudónimo de Ignacy Padereswki, nombre originario del libro Janasz Korczak y del Swordsweeperlady de Józef Ignacy Kraszewski. Durante los años 1898–1904 Korczak estudio medicina en Varsovia y escribió numerosas artículos para diarios polacos.

Después de graduarse empezó a trabajar como pediatra y durante la Guerra Ruso-Japonesa de 1905-1906 sirvió como doctor de campaña. Mientras tanto su libro "Niños en el cuarto de dibujo" empezaba a ganar cierto reconocimiento literario. Después de la guerra, continuó su práctica en Varsovia y más adelante se hizo cargo del orfanatorio de la calle Krochmala, donde vivió también, su habitación se encontraba en el ático.

Continuó sus estudios en Berlín durante los años 1907 y 1908. Un año más tarde, cuando trabajaba para la Sociedad de Orfelinatos, conoció a Stefania Wilczyńska. Fue nombrado director de Dom Sierot durante los años 1911–1912, el cual fue diseñado por él para niños judíos de Varsovia, allí junto a Wilczyńska, quien se convirtió en su más cercana socia, instituyó una especie de República para los niños, los cuales tenían su propio parlamento, corte y diario. Sin embargo, estas ocupaciones lo obligaron a reducir sus labores como médico.

En 1914 Korczak, durante la Primera Guerra Mundial, se enlistó nuevamente como médico de campaña con el rango de teniente y escribió ensayos pedagógicos durante su tiempo libre. En Kiev conoció también a Maryna Falska, quien más tarde se convirtió en su ayudante en Varsovia. Regreso a Varsovia antes de que se lograra la independencia de Polonia en 1918.

Después de la guerra retorno a su trabajo en Dom Sirot y fundó otro orfanato llamadoNasz dom (nuestro hogar). Durante la guerra Polaco-soviética sirvió una vez más como doctor, ahora con el rango de mayor pero fue asignado a Varsovia luego de una corta estadía en Łódź, lugar en donde contrajo tifoidea, enfermedad por la cual murió su madre.

En 1926 permitió a los niños iniciar su propio diario, el Mały Przegląd, el cual fue un complemento semanal del diario polaco-judío Nasz Przegląd

Durante la década de los treintas tuvo su propio programa de radio el cual fue cancelado a causa de las quejas de personas antisemitas. En 1933 fue merecedor de la Cruz de plata de la recién restituida Polonia. Durante los anos 1934-1936 Korckzak viajo anualmente a Palestina donde visitó los kibbutzes, que dio pie a que se incrementaron los ataques antisemitas a la prensa polaca. También debido a esto rompió relaciones con un orfanato no judío para el que trabajaba. Sin embargo, se rehusó a mudarse a Palestina aun cuando Wilczyńska se trasladó para allá en el año 1938.

A inicios de la Segunda Guerra Mundial, en 1939, Korkzac se ofreció una vez más como voluntario del ejército polaco, pero no fue aceptado debido a su avanzada edad. Presenció la toma de Varsovia por las fuerzas armadas alemanas, y fue obligado a trasladar el orfanatorio al Gheto de Varsovia creado por los nazis en 1940, Korczak se mudó con ellos.

El 5 de agosto (o 6 de agusto según otra fuentes) los soldados alemanes llegaron al Gheto para recoger a 192 huérfanos (algunas fuentes mencionan que fueron 196) y a una docena de empleados del orfelinato para llevarlos al campo de exterminio en Treblinka. A Korkzac le fue ofrecido santuario en el "Aryan side" de Varsovia pero lo rehusó repetidas veces pues decía que no podía abandonar a sus niños y que sólo aceptaría la oferta si se le permitía llevar consigo a sus niños. De este modo, el día señalado los niños vestidos con sus mejores ropas y cargando su juguete o libro favorito caminaban en procesión junto a Korkzac hacia a punto de embarque, rumbo a los campos de la muerte. Joshua Perle, un testigo del hecho describió el evento:

"... había ocurrido un milagro, docientos niños que no lloraban, doscientas almas puras condenadas a la muerte y no derramaban una lágrima. Ninguno trato de huir, ninguno trato de escapar. Tragando su dolor se aferraban a su maestro y mentor, a su padre y hermano Janusz Korczak, quien los protegería. Janus Korckzak marchaba con la frente en alto, sosteniendo la mano de uno de sus niños, no llevaba sombrero, tenía una correa de cuero alrededor de su cintura y calzaba botas altas. Los docientos niños meticulosamente y prolijamente vestidos seguían a las enfermeras hacia el altar (...). Por todos lados, los niños estaba rodeados de alemanes, ucranianos, y en ese momento también por la policía judía quienes les lanzaban golpes con las macanas o garrotes y les disparaban con armas de fuego. Las misma piedras de la calle lloraba en silencio al ver la procesión."

Según una leyenda popular, cuando el grupo de niños finalmente llegó al punto de embarque, un oficial de la SS reconoció a Korckzac como el autor de uno de los libros favoritos de sus hijos y le ofreció ayuda para escaparse, sin embargo nuevamente rechazó la oferta y abordó el tren con sus niños, tras lo cual nunca más se supo de él.

Tiempo después, se iniciaron rumores de que el tren había sido desviado y que Korczak y sus niños habían sobrevivido al Holocausto. No obstante, no se encontraron fuentes verificables de esta historia y lo más probable es que tanto él como los niños hayan sido asesinados en la cámara de gas al arribar a Treblinka. En el cementerio Powązki de Varsovia se le ha dedicado un mausoleo conmemorativo.


ESTO FUÉ TOMADO DE WIKIPEDIA

3 comentarios:

Stephanie dijo...

Que linda historia, de verdad, me ha dejado conmovida. Ese es un ejemplo de lo q el amor al projimo, en especial a los niños, puede hacer, incluso en circunstancias tan desafortunadas. Muchas gracias por compartir este relato con nosotros.

elzurdo67 dijo...

este un ejemplo de amor por los demas no importando la circunstancia que conlleven. necesitamos multiplicar este amor dado por esta persona en nuestro pais para lograr la equidad yjusticia que tato ncesitamos.
gracias pipe por esto mensaje agradable y lleno de esperanza.
atte jose nico martinez pediatra cartagena

Elecciones Colombia dijo...

Qué buena historia, me ha conmovido mucho, esto demuestra lo que el amor al projimo llega a hacer, debemos concientizarnos de la situación que vivimos hoy en día, de lo que la violencia hace a nuestros niños, tenemos que elegir nuevas formas de cuidar nuestra infancia.