miércoles, 20 de febrero de 2008

Necesitamos médicos más saludables

Un estudio demuestra que los médicos son tan desobedientes como sus pacientes cuando se trata de cumplir con las recomendaciones de una vida saludable. Un estudio de hábitos en Colombia, presentado durante el simposio ‘Importancia de los estilos de vida saludable en salud pública’, en la Fundación Santa Fe de Bogotá y la Universidad de los Andes demuestra que los galenos no necesariamente son el ejemplo a seguir en cuanto a hábitos de vida se refiere.
Según el estudio, coordinado por John Duperly, médico de la Fundación Santa Fe, el 20 % de los médicos fuma, un 60 % de ellos son sedentarios y menos del 20 % cumple con la recomendación de consumir cinco raciones de frutas y verduras por día. “Estos porcentajes son similares a los de la población general, lo cual para nosotros como médicos resulta muy grave”, comenta el doctor Duperly.
Es por esto que 24 facultades de medicina en todo el país han comenzado a sumar esfuerzos en un proyecto que pretende que sus estudiantes y médicos sean los primeros en integrar a sus vidas estilos saludables. Según el doctor Duperly, las facultades de medicina están trabajando para implementar políticas, como prohibir el consumo de cigarrillos en el campus, mejorar la oferta de frutas y vegetales en las cafeterías, construir escenarios deportivos e implementar horarios flexibles para que sus alumnos practiquen deportes.
El proyecto también contempla insertar en los programas de medicina módulos en los que se estudien y discutan temas relacionados con una vida saludable, así como abrir oficinas de consejería individual.
En Estados Unidos varios grupos de investigación trabajan en el mismo sentido. Bajo el eslogan “Médicos saludables, pacientes saludables”, este programa busca que los especialistas enseñen a sus pacientes a través del ejemplo, el método más efectivo.
El doctor Duperly, quien año tras año participa en la Media Maratón de Bogotá, dice que “la consejería depende del grado de convicción y coherencia del propio médico”.
Los beneficios de programas que promueven estilos de vida saludables han sido ampliamente demostrados. Michael Pratt, médico norteamericano director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la Actividad Física, quien se encuentra de paso por Colombia, explica que según algunos estudios, los gastos médicos en personas activas pueden disminuir hasta en 330 dólares por año.
En ciudades como Sao Paulo y Bogotá se ha comprobado que la falta de actividad física, el consumo de tabaco y de alcohol están directamente relacionados con la mortalidad y morbilidad de la población y el padecimiento de enfermedades como el cáncer de colon, el cáncer de seno, la diabetes y la osteoporosis.
Según Pratt, en Bogotá el 7,6 % de las muertes se deben a enfermedades asociadas a la inactividad. Su colega de la Fundación Santa Fe, Olga Sarmiento, quien ha trabajado de cerca con proyectos distritales para mejorar la calidad de vida de los bogotanos, comenta que según lo revelan algunas encuestas y estudios, en Bogotá menos del 10 % de los ciudadanos cumple con las recomendaciones de un estilo de vida saludable.
Si el proyecto de las facultades de medicina tiene éxito, seguramente en unos pocos años los pacientes saldrán del consultorio convencidos de los beneficios de una buena dieta, ejercicio moderado, cero tabaco y poco alcohol.

Michael Pratt, médico norteamericano, director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud para la Actividad Física, recomienda cinco pasos para llevar un estilo de vida saludable, prevenir algunas enfermedades y tener una mejor calidad de vida:

1. Realizar durante 30 minutos, entre tres y cinco veces por semana, cualquier tipo de actividad física.
2. Aunque es bueno el gimnasio, es preferible hacer ejercicio al aire libre.
3. No fumar.
4. Comer diariamente cinco porciones de fruta y de verdura.
5. Interactuar con personas de edades diferentes

Tomado de: El Espectador. 12/02/2008

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Pipediatra!!!
Que nota este artículo que publicaste, con todo el respeto que ustedes merecen, y quizás no conociéndolos mucho, pienso que "predican pero no aplican"...

He visto casos en los cuales no solo no mantienen hábitos saludables, sino también que no consultan sus enfermedades, y peor aún no siguen esquemas de tratamientos completos...
En realidad, me gustó bastante este aporte, porque pienso que deberían velar por su salud, ustedes son nuestros guías y en muchos casos nuestros "salvadores"...

Espero su artículo sirva para que muchos de sus colegas cambien estilos de vida, y con esto me refiero a mantener un estado físico dentro de parámetros de salud altos, y mejor aún, un nivel mental y emocional que en realidad les permita salvar vidas...
Por último y tal vez conociendo poco el tema: no olviden que las enfermedades psiquiátricas como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, y demás trastornos de personalidad son unas de las principales causas de muerte hoy por hoy de los seres humanos... Que bueno que los mismos médicos motiven e incentiven tratamientos farmacológicos para estos trastornos, y así pensar que existen profesionales que le han apuntado a la salud y a la vida en medio de las adversidades... y no personas emocionalmente afectadas por no conocer, no tener recursos, o simplemente evadir este tipo de tratamientos

BUENA SUERTE Y QUE DIOS LO SIGA GUIANDO!!!

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Hola
Qué descubrimiento!!
y gracias al blog de Lully
Soy médica Pediatra,neonatóloga,post grados en Asma y alergología,otro en adolescencia y acabo de terminar mi Maestría en familia en España
Visitame en www.doctoraramirez.com
en donde doy a luz otros temas,no médicos,o sí.
Tu blog
UNA PASADA!!!!!!!!!!!!!!

Lully, Ref. al desnudo dijo...

Hola Felipe!!

Encantada de degustar este post. Te cuento que mi médico tiene un estomago que crece más y más. Creo que lo voy a animar a ver si no se me enferma.
yo practico esos 5 pasos pero en el de fruta y verdura sólo consumo 4 porciones, creo que puedo subirla a 5, trataré.

Un abrazo muy cálido y loable tu entrada.