viernes, 23 de marzo de 2007

TÉCNICAS DE ACCESO INTRAVENOSO

Estas son unas recomendaciones para el personal de enfermería o para nosotros mismos si nos vemos en la necesidad de obtener un acceso venoso en un niño.
Para insertar un dispositivo intravenoso (IV) a un niño, se necesita tener en cuenta las características de su grupo de edad. Para los bebés y los niños pequeños, hay que dar a los padres la opción de estar presentes en la habitación durante el procedimiento para proporcionarles bienestar y apoyo.
Estas son algunas recomendaciones.
LACTANTES:
Hable con los padres o cuidadores sobre la zona, la utilidad y el aspecto de la vía IV
Consuélele con el chupo, si lo usa.
Evite la inserciónIV inmediatamente después de comer, para evitar una broncoaspiración.
Distráigalo con juegos, canciones y ritmos infantiles.
Proporciónele medidas para entrar en calor.
Haga que alguien le ayude a sujetar el pie del bebé en posición si se ha seleccionado una zona pedia para vía IV
1-3 AÑOS:
Utilice explicaciones sencillas y concretas inmediatamente antes del procedimiento.
No ofrezca opciones si no existen.
Ofrézcale objetos de transición, como peluches, para consolarlo.
Distráigalo con juegos, canciones o contándole cuentos.
Recompense su comportamiento cooperativo con pegatinas o pequeños juguetes.
Sea consciente de que puede necesitar más de un ayudante para mantener la posición del niño.
PRESCOLARES:
Prepare al niño justo antes del procedimiento.
Deje que toque alguna parte del material que va a utilizar.
Pruebe con juegos de enfermeras, como insertar la vía i.v. a un oso de peluche.
Recompense su buen comportamiento.
Distráigalo con juegos concretos y canciones.
ESCOLARES:
Explíquele el procedimiento con términos sencillos.
Deje que el niño le ayude a preparar el material o a hacer pequeñas tareas.
Proporciónele privacidad, o deje que los padres estén presentes si el niño quiere que estén.
No fuerce a un niño a que sea valiente.
ADOLESCENTES:
Mantenga la privacidad y garantícele confidencialidad.
Un adolescente puede preferir que los padres no estén presentes.
Explíquele el procedimiento en lenguaje adulto.
Deje que el adolescente participe en la toma de decisiones relacionadas con el cuidado.
Tenga en cuenta la imagen corporal al seleccionar la zona y el cuidado del acceso venoso.

No hay comentarios.: