domingo, 5 de junio de 2011

Uso del chupo o chupete y su relación con la lactancia materna y la muerte subita

Actualmente existe una controversia grande sobre si el uso del chupo o chupete es adecuado en los niños menores de un año. Hay algunos estudios que muestran que disminuyen el riesgo de muerte súbita, por otro lado, existe la preocupación de que su uso pueda interferir con la lactancia materna. es bien sabido y demostrado que la lactancia materna exclusiva por si sola es un factor protector para la muerte súbita.
Leyendo diferentes artículos sobre este tema y sopesando riesgos sobre beneficios, mis recomendaciones sobre el uso de este elemento son:

  • Recomendar la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida para evitar el riesgo de muerte súbita.
  • Evitar en lo máximo posible el uso del chupo en el primer mes de vida y limitar su uso hasta al año de nacido.
  • Si un niño NO es alimentado con leche materna se debe aconsejar el uso del chupo, sobre todo en las horas de sueño nocturno, porque disminuye el riesgo de muerte súbita.
  • No se debe forzar el uso del chupo si el bebé lo rechaza.
  • Se puede usar en unidades neonatales para la succión no nutritiva, el confort de los pacientes y para la realización de procedimientos dolorosos, siendo siempre la primera opción que el niño succione del pecho de su madre para lograr este efecto.
  • Recordar que hay otros métodos para calmar a los bebés, como el contacto piel a piel, las caricias y otros formas de succión no nutritiva. Es decir, el chupo no es la solución para todo llanto en el bebé y esto se le debe enseñar a los padres.
  • Si los padres abusan del uso del chupo puede ser un indicador de problemas para la lactancia materna y el pediatra debe tomar medidas para generar confianza y acompañar a los padres.
  • En última medida son los padres los que deciden si usan el chupo hasta el año de vida basados en la información adecuada que suministre el pediatra.

sábado, 4 de junio de 2011

Ferropenia: Repercusiones y prevención

La deficiencia de hierro que lleva a la anemia es un problema de salud frecuente en pediatría y tiene consecuencias graves a largo plazo. la forma de prevenirla es principalmente con base en una adecuada ingesta en la dieta.
En la revista Anales de pediatría en su último número hay un artículo que aborda ese tema, les dejo el link para ver el artículo. Hagan por favor click AQUÍ.

jueves, 2 de junio de 2011

En Colombia los niños tienen derecho a acceder al pediatra sin pasar por el médico general

En Colombia las personas para acceder a un médico especialista deben ser vistas en primera instancia por el médico general, lo que en algunas veces es adecuado, porque evitaría la sobrecarga de estas consultas especializadas, quitándole la opción de asistir a las personas que realmente lo necesitan. Lamentablemente esta situación no es la que más frecuentemente sucede, lo más usual es que las EPS usen este mecanismo para dilatar la atención a los pacientes, con las graves consecuencias que acarrea la demora en un diagnóstico o la realización de procedimientos necesarios para un paciente. Esto es debido a que las EPS no contratan la suficiente cantidad de especialistas para ahorrar costos porque para ellas la salud es un negocio y no un servicio.
Afortunadamente en el caso de los niños, las leyes colombianas avalan la afirmación del título de esta entrada. Los niños son al lado de las urgencias son las ÚNICAS EXCEPCIONES a este procedimiento de pasar primero por el médico general.

Este es el texto del artículo 11 del decreto 806 del régimen de seguridad social en salud:

Para acceder a cualquiera de los niveles de complejidad del plan obligatorio de salud, se consideran como indispensables y de tránsito obligatorio las actividades y procedimientos de consulta de medicina general y/o paramédica del primer nivel de atención. Para el tránsito entre niveles de complejidad es requisito indispensable el procedimiento de remisión. Se exceptúan de lo anterior solamente las atenciones de urgencia y pediatría.

Así que padres de familia: No se dejen engañar por las EPS, sus hijos tienen derecho a que los vea el pediatra quien es el especialista idóneo para atenderlos, la ley los proteje, hagan respetar sus derechos.